Neumonía

Enciclopedia de Síntomas y Enfermedades por Médicos de El Salvador


¿Qué Es?

Es la infección del pulmón causada por bacterias, virus o protozoos.
Afectan a todas las edades, cebándose en las personas inmunocomprometidas y en las debilitadas.

Causas

Las bacterias más frecuentemente causantes de neumonía son: Estreptococcus Pneumoniæ, o neumococo; la más frecuente en personas previamente sanas,
Hæmophillus Influenzæ, frecuente en personas mayores de 50 años con EPOC o Alcoholismo;
muchas otras bacterias son capaces de anidar en los pulmonas y producir una pulmonía, pero son menos frecuentes.
Entre los organismos entre bacterias y virus, los más frecuentes son:
Mycoplasma pneumoniæ, sobre todo en adolescentes y jóvenes,
Legionella pneumophillæ, causante de la enfermedad de los legionarios y
Las Coxiellæ ssp., productoras de neumonías en personas en contacto con aves (psitaccidos y panseriformes, sobre todo).
Entre los virus causantes de pulmonía el más frecuente es el de la gripe, seguido de los que producen erupciones (sarampión,varicela y rubeola).
También los protozoos (Pneumocistis carinii) y los hongos (Aspergillus ssp.) pueden producirlas.
Como se puede apreciar, los organismos capaces de provocar una neumonía son multitud.

Sintomas

Expondremos la neumonía "clásica", la producida por el neumococo:
Malestar general.
Dolor de cabeza.
Escalofríos y fiebre de hasta 40°C.
Dolor en "punta de costado"; dolor intenso, a punta de dedo, en un costado.
Dolor muscular.
Tos con esputo progresivo de color herrumbroso llegando a ser incluso sanguinolento.
Náuseas, vómitos, diarrea, pérdida del apetito.
Alteración del estado mental con confusión y letargo o delirio.
Pérdida de peso.

Riesgo

Edad avanzada.
Enfermedades crónicas debilitadoras incluyendo la
diabetes mellitus,
fallo renal crónico o
el enfisema.
Tabaquismo.
Consumo excesivo de alcohol.
Uso de medicamentos inmuno-supresivos, incluyendo la
cortisona y
la medicación anti-cáncer.

Enfermedades que producen inmunosupresión, como
el S.I.D.A.,
leucemias y
linfomas.

Prevención

Vacúnese, si pertenece a un grupo de riesgos, contra el neumococo y la gripe. Consulte con su médico.
Evite aglomeraciones.
No fume.
No tome más de 1 ó 2 bebidas alcohólicas como máximo al día.

Diagnóstico

Las pruebas de diagnóstico incluirán:
Análisis de sangre,
rayos X,
cultivos de esputo y
broncoscopia (introducción de un tubo flexible por la boca hasta los pulmones, para la visualización y toma de muestras).
El tratamiento puede requerir antibióticos o cuidados de apoyo.
En los casos de gravedad, se requiere la hospitalización para cuidados intensivos y administración de oxígeno.
Las siguientes directrices serán de aplicación para los casos leves o para los cuidados tras la hospitalización:

Medidas Generales
Utilice un humidificador ultrasónico de vapor frío para incrementar la humedad del aire y facilitar la expulsión de las secreciones pulmonares mediante la tos.
Limpie el humidificador diariamente.
Utilice compresas calientes o una manta eléctrica para el pecho con el fin de aliviar el dolor.
Podrá tomar aspirina o paracetamol para bajar la fiebre.

Medicación
Antibióticos, cuando se los prescriba el médico, durante un período de dos a tres semanas.
Asegúrese de completar todo el tratamiento prescrito.
Si toser le resulta doloroso y no produce esputo, su médico le recomendará el uso de medicamentos para eliminar la tos.
En líneas generales, no utilice supresivos de la tos cuando esta produzca esputo.

Actividad
Realice ejercicios de respiración profunda con tanta frecuencia como sus fuerzas se lo permitan.

Dieta
Tome muchos líqudos, ayudarán a la producción y expulsión del esputo.

Complicaciones

Shock o delirio.
Fallo cardíaco congestivo.
Fallo nefrítico.
Alteraciones en el ritmo cardíaco.
Infección incontenible y muerte.

Pronóstico

Normalmente curables con diagnóstico inmediato y tratamiento.
En caso de no ser tratadas, pueden resultar fatales.
Aquellas que aparecen en personas debilitadas por otros procesos, el pronóstico es sombrío.




 

Lo Más Reciente


Otros servicios

Médicos de El Salvador

Toda la información disponible en "Médicos de El Salvador" proviene de médicos y especialistas acreditados por sus respectivas asociaciones.
"Médicos de El Salvador" no puede y no debe reemplazar la relación médico-paciente presencial. Siempre consulte a un especialista.

Copyright © 2004 - 2014 de Médicos de El Salvador. Última actualización: Lunes 01 Septiembre 2014

ArribaArriba